SmartWeb

Negocios rentables que podés montar en 2022


El 2022 se presenta como un año plagado de retos y desafíos para cualquier empresa. Pero, a pesar de todo, sigue habiendo muchas oportunidades de negocio que hay que saber aprovechar si querés alcanzar el éxito como emprendedor. 

Si te preguntás qué negocios son rentables con poca inversión, conviene que comprobés si la idea que se te acaba de ocurrir cumple con los siguientes elementos propios de los negocios rentables: 

 Ahora que ya sabés cuáles son las 3 características propias de los negocios más rentables, te vamos a dar unas cuantas ideas de negocios que te servirán para inspirarte:

9 negocios rentables con poca inversión que podés montar ahora mismo

1. Crear un nicho para monetizarlo

Si querés crear negocios rentables desde casa, nuestra recomendación es que aprendas SEO y explorés la posibilidad de monetizar un nicho SEO. 

A grandes rasgos, un nicho SEO es un blog creado desde cero sobre un tema que tiene gran potencial de búsquedas

Si sabés emplear correctamente las técnicas de posicionamiento en Google, lograrás atraer tráfico a ese blog, con el objetivo de que los visitantes pinchen en los anuncios publicitarios o en los enlaces de afiliados que previamente habrás insertado. 

Punto fuerte: se trata de un negocio rentable con poca inversión. 

Punto débil: requiere de conocimientos avanzados de SEO.  

2. Vender productos de segunda mano

El mercado de productos de segunda mano está en alza, ya que es muy atractivo para muchos tipos de personas diferentes: desde aquellos que piensan en la sostenibilidad y en el medio ambiente para darle una segunda oportunidad a muchos productos que de otra forma acabarían en la basura, hasta los que quieren comprar algo pero no quieren pagar el precio de estrenarlo.

Esto quiere decir que la venta de artículos de segunda mano puede convertirse en un negocio muy rentable si empezás a acumular stock y a venderlo de una forma profesional. 

Al referirnos a una venta profesional queremos decir que debes esmerarte con las imágenes y las descripciones de los productos que deseás vender. De hecho, no hay peor cosa para espantar las ventas que mostrar imágenes descuidadas, mal enfocadas y encuadradas, o que hacen parecer al producto menos atractivo de lo que es. 

Punto fuerte: es posible facturar cifras elevadas con fuertes beneficios. 

Punto débil: si comprás productos de segunda mano para luego revenderlos, corres el peligro de que te «cuelen» algún producto robado, lo cual podría ocasionarte graves problemas.

3. Traducir contenidos a otros idiomas

A medida que la globalización avanza, las empresas demandan que sus textos y comunicaciones comerciales se publiquen en varios idiomas. 

Por eso, si sabes idiomas, podés aprovecharte de tu ventaja competitiva para crear uno de los negocios rentables desde casa que más demanda tienen en los últimos tiempos. 

Recordá que para que las empresas te contraten debés ofrecer valor añadido. De nada serviría que, conforme te llega un encargo, lo pasaras por Google Translator e hicieras corta y pega. Más que nada porque esas traducciones robóticas —y en muchos casos absurdas— se notan a la legua que son generadas de forma automática y sin intervención humana. 

Si te dedicas a hacer eso, en poco tiempo solo te llegarán encargos de poca calidad y mal pagados. 

Punto fuerte: si dominas varios idiomas, podés conseguir un mayor número de clientes que necesiten traducir sus textos dispuestos a pagarte mejor. 

Punto débil: el riesgo de que las traducciones no cuenten con la calidad adecuada hace que muchas empresas desconfíen en general de este tipo de servicios. 

4. Vender en redes sociales

Aunque nosotros en ALFA somos fervientes partidarios de las tiendas online —como las que podés crear fácilmente en nuestra plataforma—, lo cierto es que hay muchas personas que han convertido un pasatiempo, un hobby, una afición, en un negocio digital rentable mediante la venta de productos en redes sociales.  

Esta idea de negocio consiste en comprar productos al por mayor en algún mayorista y revenderlos después a través de las plataformas que las propias redes sociales han integrado en sus espacios. 

Si sos influencer, por ejemplo, lo tenés muy fácil para aprovecharte de tu influencia en tu comunidad y vender directamente en tu propio perfil.

Otra opción sería que las transacciones se lleven a cabo a través de los numerosos grupos de compra y venta que se van creando, sobre en todo en redes sociales como Facebook. 

Basta con que investigués un poco para que encontrés grupos relacionados con todo tipo de temáticas (yoga, fitness, clubes de lectura, ciclismo, nutrición vegana…).

Punto fuerte: es muy fácil contactar con tu buyer persona porque la gente tiende a agruparse en las redes sociales en función de sus gustos, aficiones o intereses. 

 

Punto débil: vender directamente en redes sociales es un negocio inestable, que depende excesivamente del algoritmo y de las políticas de cada plataforma. Por eso consideramos que es mejor opción montar una tienda online SmartWeb.  

5. Asesorar legalmente en temas digitales

Si eres abogado, o has estudiado una carrera jurídica, puedes especializarte en derecho digital, asesorando a todo tipo de empresas y negocios en Internet sobre temas como el tratamiento de datos, la privacidad, el uso de cookies, el derecho al olvido, etc. 

Estos temas suelen generar negocios rentables porque todos los emprendedores digitales tienen que cumplir con unos requisitos legales que desconocen, que entienden con dificultad y que no saben cómo implementar correctamente.

Y lo peor de todo: si no cumplen con la legislación, las multas pueden llegar a ser muy elevadas. 

Punto fuerte: hay una demanda fuerte, consistente y rentable. 

Punto débil: si no estás familiarizado con esos temas, incluso aunque seas abogado, tendrás que reciclarte continuamente y dedicar muchas horas al estudio de estos temas para ofrecer un servicio adecuado.  

6. Posicionar negocios locales en Google My Business 

Para una empresa local, por ejemplo: restaurantes, peluquerías, zapaterías, mercerías, masajistas o podólogos, el posicionamiento en Google My Business es de vital importancia. 

Más aún, si cabe, desde que las Páginas Amarillas han desaparecido de las casas y en su lugar la gente busca el sitio en el que quieren pedir cita directamente desde su smartphone. 

Por lo tanto, estamos ante uno de los negocios rentables con poca inversión que mejor proyección de futuro presenta. Si sabes posicionar negocios locales en Google My Business, no te van a faltar clientes, ya que es una necesidad fundamental de cualquier establecimiento. 

Punto fuerte: Google My Business se ha convertido en un estándar de cualquier negocio que quiere mantener la afluencia de clientes, con lo que necesitan profesionales que sepan gestionarlo correctamente. 

Punto débil: como todo lo que tiene que ver con el SEO y el posicionamiento orgánico, no hay unas normas escritas que te aseguren el éxito de tus estrategias. Y esto puede conllevar que algunos clientes que no consiguen resultados se sientan insatisfechos. 

7. Editar vídeos o podcasts

Otro de los negocios rentables con más demanda en 2022 va a ser la producción audiovisual. 

Si eres un usuario pro de programas de software de edición de vídeo como Adobe Premier, tenés un mercado lleno de posibilidades entre todas aquellas personas que desean convertirse en youtubers pero no saben cómo editar los vídeos que graban. 

Tu trabajo, en este caso, sería editar los vídeos en bruto que te remiten los youtubers, para que el resultado final sea un clip potente, de calidad profesional. 

Otra opción, si lo tuyo es el audio, sería editar podcasts de personas que desean comunicar mediante sus grabaciones de audio, pero que no tienen tiempo ni ganas de darle un acabado más profesional a sus episodios. 

Punto fuerte: tanto los vídeos como los podcasts son los formatos de más éxito en 2022. Eso quiere decir que vas a tener una ingente cantidad de clientes a los que ofrecer tus servicios. 

Punto débil: vas a necesitar realizar una buena inversión en equipos y software si quieres optimizar los tiempos de producción, ya que este tipo de trabajos requieren de buenos ordenadores y de herramientas caras. 

8. Maquetar ebooks

Son numerosos los profesionales que desean demostrar que son expertos en su sector. Para ello, no hay mejor manera que escribir libros y crear infoproductos. Y muchos de ellos optan por la autoedición de sus propios ebooks. 

El problema de esto es que, aunque casi todo el mundo sabe maquetar más o menos bien los documentos de Word o de Google Docs, no es tan sencillo trabajar con los formatos mobi o epub habituales en los lectores de ebooks

Por lo tanto, si sabés manejar programas de maquetación como Adobe InDesign, te encontrás ante uno de los negocios más rentables en 2022, ya que la demanda de este tipo de profesionales no deja de crecer. 

Punto fuerte: si conocés bien las técnicas de maquetación y el software, apenas tendrás competencia porque hay pocos diseñadores expertos en este tipo de trabajos. 

Punto débil: la industria editorial en Latinoamérica, no pasa por sus mejores momentos, lo cual se traslada también a la autoedición. Salvo contadas excepciones, los autores no logran vender más que unas pocas copias de sus obras y no obtienen grandes beneficios. Por eso, tampoco pueden pagar elevados honorarios a los maquetadores.   

9. Uno de los negocios más rentables que existen: hacer eCommerce

Para terminar este listado con los negocios rentables de 2022, debemos hacer mención a nuestro sector de actividad: el Comercio Electrónico. 

A día de hoy, las tiendas online siguen siendo una de las mejores maneras de obtener buenos ingresos con poca inversión.

Además, si estás pensando en negocios rentables, pero no te atrevés a dar el paso de crear tu propia tienda en línea, podés empezar con una tienda de dropshipping. 

Recordá que el dropshipping es un modelo de negocio que te evita comprar grandes stocks, ya que solo tenés que comprar los productos que se han vendido y cobrado. Y lo mejor es que ni siquiera te tenés que encargar del envío, porque lo hace el proveedor en tu nombre.

De cualquier forma, el paso natural, una vez que pruebas el dropshipping, es crear una tienda online con tus propios productos, ya que de ese modo puedes controlar mejor todo el proceso y la satisfacción de tus clientes aumentará exponencialmente. 

Punto fuerte: si gestionás bien tu tienda, el crecimiento puede ser prácticamente ilimitado. 

Punto débil: si optás por el comercio online puro, tendrás que hacer una mayor inversión en inventarios y productos.   


Compartir entrada

SmartWeb